ROMINA PARQUET

Romina Parquet nació bajo el techo de una casa humilde y trabajadora, su padre era taxista y su madre trabajaba en una zapatería, sin embargo, siempre intentaron dar lo mejor a sus tres hijos, Betina, Pablo y Romina.

Comenzó sus estudios primarios en una escuela estatal, pero en la escuela secundaria estudió en una institución privada, lo que le ayudó a desarrollar sus habilidades y habilidades, tomó cursos para aprender inglés e italiano a temprana edad, por su propia iniciativa, lo que indicó su personalidad y liderazgo inicial.

Romina Parquet, forma un grupo de amigos que hasta el día de hoy se mantienen unidos y en contacto, para romper la confianza y la palabra son valores inquebrantables y estos los llevarán como una pancarta a lo largo de su vida a los 16 años, deciden dejarla Los estudios en el instituto privado y el enfoque en el trabajo, sin embargo, no abandonan sus estudios, por lo que toma clases nocturnas, su amiga eli recibe una vacante como secretaria y ahí es donde comienza su trabajo.

Después de dos años, se unió a una empresa multinacional de comercio exterior, donde fortaleció sus habilidades y habilidades, lo que la hizo reconocida en esta industria como una de las mejores líderes.
Brindando servicios de consultoría, administración y gestión comercial, en el área comercial, que forma parte del grupo Delfin, logra reforzar y mejorar sus habilidades e inteligencia.

Desafortunadamente, en algún momento de su vida, la vida la ha puesto en situaciones muy difíciles y delicadas, pero a pesar de esto continúa, gracias a su fuerza, temperamento y dirección, se centra en el amor por su trabajo y su familia y seres queridos. deja el problema con más fuerza que nunca.
Y es que contar con el apoyo de sus seres queridos para ayudar a lidiar con situaciones difíciles y delicadas no tiene precio, y para Romina Parquet, su familia siempre ha sido un pilar fundamental para cumplir sus sueños, metas y objetivos.

Con su temperamento y personalidad, demostró ser una mujer exitosa y líder, que fue capaz de enfrentar las dificultades que la vida le trajo con coraje y sabiduría, logrando hacerla sentir incómoda con un buen pie, gracias a su personalidad y carácter que ella fue capaz de manejar todo
Romina Parquet es una líder nata que, en materia profesional, hizo un esfuerzo para alcanzar los objetivos que proponía desde muy temprana edad, desde que era una niña, ya tenía claro en su mente que quería ser profesional y su carácter el ímpetu cumplir sus objetivos

Ella es una persona capaz de enfrentar todos los desafíos que la vida ha puesto en su camino, sin olvidar los valores que sus padres le enseñaron desde la infancia, donde la confianza y el peso de la palabra es muy importante para ella.

En asuntos familiares, decide formar una familia, donde procrean dos hijos, su razón de vivir como madre, busca reforzar en ellos los atributos que la vida le ha dado, enseñando sus principios y valores para darles forma éxito.

Sin dudas, Romina Parquet ha sido una niña enfocada en su trabajo y su familia, y su forma de ver la vida y enfrentar situaciones difíciles y delicadas la ayudaron a seguir adelante y continuar siendo una líder no solo profesional sino también profesional.

Romina Parquet, destacada desde su niñez por su personalidad de liderazgo y confianza, esto la llevó al éxito no solo profesionalmente, sino que en su entorno social y familiar, su tenacidad de inteligencia y perseverancia, la convirtieron en una mujer exitosa en el mundo de los negocios, sin dejando de lado a su familia, que para ella ha sido la base de su vida.

Sus padres y hermanos, ejemplos a seguir, la inspiraron a continuar y salir triunfante de todas las pruebas difíciles que la vida le puso en el camino, porque su familia es el mejor proyecto de vida que jamás haya establecido, además de darle fuerza vital que necesita avanzar y superar con éxito todos los obstáculos de las situaciones trágicas que tiene que enfrentar.
Profesionalmente, fue considerada como una mujer con liderazgo e impulso, que se destacó comercialmente.